La importancia de la marca personal (parte 1)

personal branding fte. www.freedigitalphotos.net

Desde el momento en el que pensé que podría ganarme la vida por mi cuenta, fui consciente de que me tendría que crear una imagen de marca personal. No sabía muy bien por dónde empezar, porque hoy en día ¿en qué consiste una marca personal? Y más cuando quieres dedicarte a algo que está en constante cambio.

Por mi parte lo primero fue decidir un nombre comercial. Primero pensé en algo relacionado con la actividad, pero no podría concretar muy bien a lo que me dedico, porque sé de dónde parto y creo que sé a dónde quiero llegar, pero va a ser un “andando y viendo” lo que me lleve allí. Así que mi primera opción MCCommunityManager no tenía mucho sentido y digamos que en ese momento me quedaba un poco grande. Tampoco era muy fácil de escribir para los “no iniciados” y no me terminaba de gustar. Así que, después de comprar el dominio, crear un blog en blogger, hacer un pseudo logotipo y darle el correo a tres o cuatro personas, lo deseche.

Pasó un tiempo, bajaron los ánimos y de nuevo volvieron. Pero entonces me di cuenta de que mi marca podría ser perfectamente mi nombre, sin más. Tengo suerte, pese a llamarme María, me apellido Cavero. Es un nombre corto, reconocible y me gusta. Consecuencia: vuelta a empezar. Recordé que hace tiempo, preparando un curso para la Cámara de Comercio de Teruel, había creado un blog en WordPress para probar algunas cosas que tenía que explicar a los alumnos. Y ahí seguía: www.mariacavero.wordpress.com el sitio desde el que os escribo hoy había estado ahí desde el principio. Compré el dominio www.mariacavero.com (esa es otra historia que merece un post propio) y lo redirigí.

Todavía me queda el alojamiento, una dirección de correo propia y algún detalle más, pero como dice el refrán: en casa del herrero, cuchara de palo. Algún día todo estará perfecto, pero de momento me vale.tarjeta card business fte. www.freedigitalphotos.net

Hasta aquí todo bien, pero ¿y la imagen de marca? solo tengo un nombre escrito dentro de un recuadro. Hay tantas y tantas cosas que escoger:

  • Un color corporativo, como primera reacción miras en Internet, y lo que te encuentras solo hace que llenarte más de dudas. Cada color hace que la percepción de tu empresa cambie, y es algo que tendrás que arrastrar por mucho tiempo.
  • Una tipografía, no sólo es el logotipo, también hay que pensar en los documentos como presupuestos, facturas, cartas, firma en los correos electrónicos… Para que tu imagen sea lo más profesional posible (y cuando estas empezando y eres una sola persona, conviene dar una buena imagen, seria y profesional)
  • Un eslogan o frase de marca, resumen tu actividad en una frase. Más que por tema de imagen, por la coherencia. Con las herramientas que tenemos es muy fácil buscar a una persona o empresa en varias plataformas, al menos yo lo hago. Y queda fatal encontrar una descripción diferente en cada uno de los sitios en los que se tiene presencia. Es algo obvio, que si tienes un mensaje, utilices una frase, un eslogan, para hacerlo llegar. Pero que siempre sea el mismo. El problema es cuando aún no lo tienes claro.

Continuará…

(Imágenes vía http://www.freedigitalphotos.net)